jueves, 10 de julio de 2008

UNA MANTIS RELIGIOSA EN MI TELEVISOR





Mis amigos se ríen de mí cuando cuento algunas historias. Creen que me las invento para divertirlos y cuando no tienen nada que decir me preguntan:
-Concha… ¿qué te ha pasado últimamente?
Hace dos días estaba con unas amigas en una terraza y me hicieron la pregunta.
-Nada, que he dormido la siesta con una mantis religiosa –les contesté.
-¡Anda ya…¡
-En serio –les contesto-. Estaba viendo la tele y de pronto me di cuenta de que un bichejo estaba sobre el televisor. Me acerqué y era una mantis religiosa.
-¡No puede ser! –palmotea alguna sobre la mesa.
-¿Y qué hiciste?
-Fui a por la cámara de fotos, pero estaba descargada –les digo.
-¿Ves como se lo inventa? –dice una de ellas.
-No, no…de verdad. La puse a cargar y procuré no hacer ruido para que no se fuera. A los pocos minutos me acerqué y le hice unas fotos.
-A ver, ¿dónde están?
-La mantis se enfadó, -continué mi relato sin hacerles caso-, se apoyó en sus dos patas, levantó la cabeza y me amenazaba con los brazos extendidos.
Mis amigas se ríen con todas las ganas
-No os riáis. Me pareció una metáfora perfecta sobre el poder de la televisión.
No se creen nada, pero insisten en que les cuente cómo siguió la historia.
-Nada. Me dormí y estuve soñando con una enorme mantis que me comía la cabeza. Cuando me desperté la mantis no estaba. Le conté a Antonio que había tenido pesadillas con ella.
-¿Y qué te dijo?
-Que como soy una hembra no tengo nada que temer, que solo le comen la cabeza a los machos.
Se lo pasaron bien con mi pequeña historia, pero no la creyeron. No saben que hay gente que atrae enfermedades, otras accidentes, y en mi caso, anécdotas algo surrealistas. Ahí está la prueba

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Toda una tentación psicoanalítica. Concha, digo lo q1ue tus amigas: ve cuidándote.
Rigoletto

abrahamjpalma dijo...

Quizás es que anécdotas como ésta le pasan a todo el mundo, pero la mayoría no le damos importancia. Otra hubiera corrido a buscar a alguien que le espantara el bicho, en lugar de buscar la cámara.
Puede que sea la percepción del escritor, escritora en este caso, que se detiene a observar el mundo para tener luego algo que contar.

Jan Puerta dijo...

Mas de una le hubiera dado con la zapatilla! Mejor observar, escribir y contar. Es mas ameno. Al fin y al cabo, la vida es así. Siempre suceden cosas que rozan lo irreal. Unos lo viven en primera persona y otros como meros espectadores... algunos incrédulos.
Un abrazo.
He descubierto por casualidad este blog y estoy leyendo un rato.

abrahamjpalma dijo...

Concha, quiero darte las gracias por modificar algunas cosas del blog. Ahora puedo navegar por él bastante bien, no se me atranca y casi desde el primer momento puedo ir pasando la página.
Quizá en mi casa no hubiera tenido estos problemas, pero aprovecho para leerte en los descansos de mi trabajo, y en la oficina el ordenador es viejillo.

Concha Caballero dijo...

Abraham, gracias a ti por tus consejos. Si te pasaba a ti seguro que podía pasarle a mucha gente. Paso algunas veces por tu blog y veo que no lo actualizas. Anímate. Tienes muchas ideas y seguramente poco tiempo. Un beso.

abrahamjpalma dijo...

¿Mi blog?
Soy colaborador habitual de un blog de unos amigos de Granada:
blog-burbuja-inmobiliaria.blogspot.com
en el que intento poner en su sitio a unos capitalistas keynesianos... que por su formación están en contra de las burbujas especulativas, pero a favor del capitalismo.

Aparte de eso, creo que una vez, hce tiempo, abrí un blog, porque cuando se me ocurrían cosas se las mandaba por correo a mis amigos, y pensé que tenían que estar ya cansaillos de mí. Aunque vista la falta de público, volví a las andadas y ahora saturo los correos de mis amigos, jeje.