viernes, 12 de septiembre de 2008

¡Qué placer terminar una tarea!


Debía estar loca el día que le propuse a Rogelio Delgado la edición de un libro sobre Sevilla en la literatura. Volvíamos de Madrid donde, por un capricho inexplicado, tuve el honor de presentar el libro de Andrés Sorel, “La caverna del comunismo”, un bellísimo texto (cargado de esperanza a su pesar) que contiene la crítica más certera y brillante contra el estalinismo. Hablábamos del mundo editorial cuando le dije:

-Echo de menos un libro que recorra la visión literaria de Sevilla a través de los siglos. Un libro sin afán académico que aborde la construcción literaria de esta ciudad.
Rogelio sonrió y me preguntó:

-¿Podrías hacerlo?

Unos días más tarde me vi firmando un contrato (un modestísimo contrato) para elaborar esta obra. A pesar de ello, en las semanas siguientes estuve a punto de renunciar al proyecto: Sevilla es un tema literario inabarcable, aparece en miles de novelas, de poemas, de relatos. No hay una ciudad en España que haya sido visitada en la literatura con tanta asiduidad y yo tenía que seleccionar sólo un ramillete de textos para un libro sencillo, de fácil lectura, y muy personal en su presentación. Descarté casi por completo lo más tópico y archiconocido. Acoté el alcance del texto hasta los años treinta del siglo XX para no atravesar el desierto de la postguerra y librarme, además, del proceloso mundo de la actualidad. He leído miles y miles de páginas para seleccionar textos. Y al final del camino, me he vuelto a enamorar de Bécquer, Juan Ramón Jiménez y Cernuda. Aunque sólo ocupan un capítulo del libro, ellos son Sevilla como nunca volverá a serlo en la literatura. Ayer, a las once de la noche terminé el libro, o mejor dicho, lo dí por concluído. Pongo fin a una tarea que me ha tenido encadenada a la mesa de trabajo durante tantas horas que compré una bicicleta estática para mover, de vez en cuando las piernas, y dar paseos imaginarios con un libro en las manos. ¡Qué placer terminar el trabajo¡ Hoy miro alrededor para encontrar una nueva tarea…Ummm

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Mi enhorabuena! Yo no termino nunca nada: todo lo dejo empezado y sin concluir.
Si quieres tajo, haz lo mismo con Granada. Desde los fronterizos a la novela de Felipe...
Rigoletto

PD Hoy que va la cosa de "tu obra", recuerdo que me enviaste un texto sobre Jaén. Precioso y preciosista. Yo no me acordaba de la Palazón.

Sara dijo...

Estoy impaciente por leerlo...

Rossimilio dijo...

Te recomiendo la novela "Hijos del Mediodía" de la escritora sevillana Eva Díaz Pérez, publicado por la Fundación Jose Manuel Lara, y que sitúa la trama en la Sevilla literaria de la Generación del 27 y en el período histórico comprendido entre el Reinado de Alfonso XIII y la Dictadura de Primo de Rivera, la Exposición Universal de 1929, la II República y la Guerra Civil en la ciudad de Sevilla. No dejes de leerlo porque seguro te va a gustar.

Concha Caballero dijo...

Para Rigoletto: No me puedo creer que dejes las cosas a medias...será que has empezado otras en la vida más interesantes. Publica tus relatos. En serio.

Para Sara: Cuenta con el primer ejemplar. La música de Erika Badu ¿es otra coincidencia más? Me da alegría tener similitudes con alguien tan joven y tan lista

Para Emilio: He estado tan encerrada que hasta los libros los he encargada por internet. Desgraciadamente los envios no funcionan muy bien y el libro que me citas es uno de los que tengo pedidos. Lo leeré con atención y gracias por tu visita.

Anónimo dijo...

¿Publicar mis relatos? Lo veo imposible y no porque no me gustara (te repito: tengo un pedazo de ego como el Mulhacén; eso sí: soy disciplinado y controlo la vanidad), pero quién se atrevería a editar mis pobres relatillos.
Dime cuándo sale tu libor sobre Sevilla.
Rigoalberto

Sielitolindo dijo...

¿Ha sido niña o niño, como el Estatuto...? Jajaja... No te enfades mujer, es que lo tuyo va ya en calidad de parto cuando te pones a gestar algo...

Hablando de Erykah Badu, me quedo con el WORLD WIDE UNDERGROUND que se bailaba en todos los sótanos de San Francisco en el 2003...Bump it!: Push up the fader
Bust the meter
Shake the tweeter
Bump it - Well Well Well
Bump it - Well Well

Rigo, porfa, no le des ideas raras a Concha ahora que la hemos recuperado! Tú ponte con tus relatos que ya sabes que a mi me encantan como el del fantasma y el de la mujer del alcalde de la república...

Salud y Cariño

Vanessilla