martes, 22 de enero de 2013

EL DÍA QUE ACABÓ LA CRISIS

Publicado en El País Andalucía

           Un buen día del año 2014 nos despertaremos y nos anunciarán que la crisis ha terminado. Correrán ríos de tinta escritos con nuestros dolores, celebrarán el fin de la pesadilla, nos harán creer que ha pasado el peligro aunque nos advertirán de que todavía hay síntomas de debilidad y que hay que ser muy prudentes para evitar recaídas. Conseguirán que respiremos aliviados, que celebremos el acontecimiento, que depongamos la actitud crítica contra los poderes y nos prometerán que, poco a poco, volverá la tranquilidad a nuestras vidas.

           Un buen día del año 2014, la crisis habrá terminado oficialmente y se nos quedará cara de bobos agradecidos, nos reprocharán nuestra desconfianza, darán por buenas las políticas de ajuste y volverán a dar cuerda al carrusel de la economía. Por supuesto, la crisis ecológica, la crisis del reparto desigual, la crisis de la imposibilidad de crecimiento infinito permanecerá intacta pero esa amenaza nunca ha sido publicada ni difundida y los que de verdad dominan el mundo habrán puesto punto final a esta crisis estafa —mitad realidad, mitad ficción—, cuyo origen es difícil de descifrar pero cuyos objetivos han sido claros y contundentes: hacernos retroceder 30 años en derechos y en salarios.

           Un buen día del año 2014, cuando los salarios se hayan abaratado hasta límites tercermundistas; cuando el trabajo sea tan barato que deje de ser el factor determinante del producto; cuando hayan arrodillado a todas las profesiones para que sus saberes quepan en una nómina escuálida; cuando hayan amaestrado a la juventud en el arte de trabajar casi gratis; cuando dispongan de una reserva de millones de personas paradas dispuestas a ser polivalentes, desplazables y amoldables con tal de huir del infierno de la desesperación, entonces la crisis habrá terminado.

           Un buen día del año 2014, cuando los alumnos se hacinen en las aulas y se haya conseguido expulsar del sistema educativo a un 30% de los estudiantes sin dejar rastro visible de la hazaña; cuando la salud se compre y no se ofrezca; cuando nuestro estado de salud se parezca al de nuestra cuenta bancaria; cuando nos cobren por cada servicio, por cada derecho, por cada prestación; cuando las pensiones sean tardías y rácanas, cuando nos convenzan de que necesitamos seguros privados para garantizar nuestras vidas, entonces se habrá acabado la crisis.

            Un buen día del año 2014, cuando hayan conseguido una nivelación a la baja de toda la estructura social y todos —excepto la cúpula puesta cuidadosamente a salvo en cada sector—, pisemos los charcos de la escasez o sintamos el aliento del miedo en nuestra espalda; cuando nos hayamos cansado de confrontarnos unos con otros y se hayan roto todos los puentes de la solidaridad, entonces nos anunciarán que la crisis ha terminado.

              Nunca en tan poco tiempo se habrá conseguido tanto. Tan solo cinco años le han bastado para reducir a cenizas derechos que tardaron siglos en conquistarse y extenderse. Una devastación tan brutal del paisaje social solo se había conseguido en Europa a través de la guerra. Aunque, bien pensado, también en este caso ha sido el enemigo el que ha dictado las normas, la duración de los combates, la estrategia a seguir y las condiciones del armisticio.

             Por eso, no solo me preocupa cuándo saldremos de la crisis, sino cómo saldremos de ella. Su gran triunfo será no sólo hacernos más pobres y desiguales, sino también más cobardes y resignados ya que sin estos últimos ingredientes el terreno que tan fácilmente han ganado entraría nuevamente en disputa.

             De momento han dado marcha atrás al reloj de la historia y le han ganado 30 años a sus intereses. Ahora quedan los últimos retoques al nuevo marco social: un poco más de privatizaciones por aquí, un poco menos de gasto público por allá y voilà: su obra estará concluida. Cuando el calendario marque cualquier día del año 2014, pero nuestras vidas hayan retrocedido hasta finales de los años setenta, decretarán el fin de la crisis y escucharemos por la radio las últimas condiciones de nuestra rendición.

19 comentarios:

Luis Gallego López dijo...

Entonces alguien preguntará cómo y por qué hemos llegado hasta aquí; y un tal Montoro responderá lo que un día dijo ante una Comisión cualquiera: A mí me gustaría que fuera de otra manera, pero es así la vida.

Anónimo dijo...

Acabo de leer el artículo "El día que acabó la crisis" y me ha encantado. Aunque muchos lo hemos pensado, nunca nadie había reflejado por escrito con tanta claridad los resultados de esta crisis sobrevenida/inducida.
Unos cuantos están manejando la situación para que el resto perdamos todos los derechos conseguidos gracias al esfuerzo y la lucha social.
Sigo sin entender cómo la gente que está en paro o desahuciada no se tira a la calle.
Somos millones de afectados que deberíamos intentar cambiar el rumbo de este problema para que no sean siempre los mismos los que sufren las consecuencias.

Anónimo dijo...


Cuando lo crean conveniente, anunciarán:

"En el día de hoy, cautivo y desarmado el estado del bienestar, han alcanzado las medidas del gobierno sus últimos objetivos socioeconómicos. La crisis ha terminado."

http://fonotecaderadio.com/html/fernandezdecordoba.html

Selva Otero-Pizarro dijo...

O mejor, hoy "el día que comenzó el final, Concha: ahí estaremos todos

Anónimo dijo...

Análisis certero, inteligente, impecable.

Da en el clavo Concha. ¿Quien hara la Reforma de la reforma? ¿Quien restablecera una legislación laboral que anule el estado de semiesclavitud de millones de trabajodores en una sociedad tecnologica según la actual reforma laboral ? ¿Quien restablecerá una justicia universal que se ha anulado mediante las tasas judiciales?
¿quien restablecerá la jornada laboral anterior y los dias de asuntos propios arrebetados, la dignidad laboral y social de millones de empleados públicos?
y sobre todo ¿quien, cuando y como? se va a crear una alternativa ideologica al NEOLIBERALISMO. una alternativa politica, economica, social, una alternativa que cristalice, se concrete y materialize en una fuerza política con representación en el poder legislativo y ejecutivo
Necesitamos personas como usted Concha, voces inteligentes y honestas ante la sordida capa de silencio y engaño que nos cubre

Anónimo dijo...

Estimada señora:

He buscado su nombre en google expresamente para encontrar este blog y decirla que la FELICITO por su escrito "EL DÍA QUE ACABÓ LA CRISIS". Es realmente brillante. Usted ha puesto en letra lo que yo pienso con toda la exactitud. Su artículo me deja el dolor por la incertidumbre sobre la vida de mi hija, pero es la realidad, por muy aplastante que sea.

Ha sido un verdadero placer leerla.
Un saludo

Concha Caballero dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Ojalá seamos capaces de cambiar el final de esta historia.
Saludos.

Carlos Pulido dijo...

Enhorabuena compañera por esa lucidez que tanto necesitamos.
Incluiré enlace en blog que llega a profesores de Grecia, desde donde nos entienden muy bien, probablemente mejor que nosotros a ellos.

Concha Caballero dijo...

Muchas gracias, Carlos por tu comentario y el enlace. Me gustaría conocer el blog del que me hablas, podrías poner el enlace? Cuánta razón llevas con Grecia...!

Anónimo dijo...

Me uno a las múltiples felicitaciones. Yo, al igual que otras y otros, también he buscado el origen de este artículo que me ha llegado vía mail.

Espero que podamos hacer algo para evitar el Oráculo. A partir de hoy, también seguiré este blog.

Gracias!

APA Miguel Hernández dijo...

Desde la APA de un ceintro de enseñanza pública hemos tenido conocimiento de su artículo y nos ha parecido estupendo... Nos hemos permitido añadir una referencia al mismo en nuestro blog:
http://apa-miguelhernandez.blogspot.com.es/2013/03/el-dia-que-acabo-la-crisis.html

Espero que no haya problema en haberlo hecho, y de ser así, nos lo haga saber para rectificarlo.

Enhorabuena por su artículo.

Anónimo dijo...

Hola a todos especialmente a ti Concha
todos los articulos que publicas describen la realidad y el sentimiento de toto el pueble llano
respecto a este de El día que acabó la crisis es tan realista ja que describe lo que estamos padeciendo la destruida clase media, y todo lo que en el transcurso de estos ultimos 40 años se había ganado en bienestar en un plumazo lo hemos perdido, las familias lo estamos pasando realmente mal por culpa de la clase política y los bancos, nos lo han quitado todo, parece que estemos sumergidos en una guerra, no sé cuándo terminara todo esto pero habrá familias que no podrán remontar en la vida
Ojala se termine pronto esta situación
Saludos

jj mor dijo...

Mi comentario, algo extenso, en el siguiente enlace:

http://arquitecturame.blogspot.com.es/2013/03/2014-acaba-la-crisis-la-derrota-de-un.html

Saludos a todos y gracias por su excelente trabajo

Anónimo dijo...

Concha, el final de la historia no lo vamos a cambiar ¿Poder? Quizás podamos, pero todavía tenemos los ojos pegados con las legañas del "dolce farniente" y NO me refiero al estado de bienestar sino al no estar a lo que hay que estar.

Pavel Cueto dijo...

Haz descrito de punta a rabo lo que ya vivió mi país, Chile.

"cuando los salarios se hayan abaratado; cuando hayan arrodillado a todas las profesiones; cuando hayan amaestrado a la juventud en el arte de trabajar casi gratis; cuando dispongan de una reserva de millones de personas paradas dispuestas a ser polivalentes, desplazables y amoldables; cuando los alumnos se hacinen en las aulas; cuando la salud se compre; cuando nuestro estado de salud se parezca al de nuestra cuenta bancaria; cuando nos cobren por cada servicio, por cada derecho; cuando las pensiones sean tardías y rácanas, cuando nos convenzan de que necesitamos seguros privados para garantizar nuestras vidas".

¡Ese es Chile! ¡Calcado! Punto por punto, palabra por palabra...

Rosa dijo...

me emociona y se me saltan las lágrimas pensando en el futuro de los jovenes,de mis hijas.
que mujer tan inteligente concha!me alegra mucho haberte conocido recomendada desde I.U.

Anónimo dijo...

Gracias Concha por dibujarnos exactamente con palabras lo que desordenadamente intuiamos. Gracias siempre por tus artículos.

Miguel Angel Rubio dijo...

Hola Concha, en la Asamblea del Barrio del Pilar, hemos creado una escules politica, en la que un viernes cada quince dias tratamos un tema que elegimos los que participamos, el proximo sera "Lacrisi viene para quedarse", como parte del trabajo para la escuela selecionamos textos y documentación como elementos de apoyo, nos gustaría que nos autorizaras a utilizar tu exto, que considero refleja de forma secilla y esclarecedora lo que pretendemos trasmiitr con este tema. Si nos autorizas lo subiremos al bolg de la Escuela manteniendo su procedencia.

Concha Caballero dijo...

Miguel Angel, por supuesto q podéis utilizar el artículo. Ojalá tengáis mucha suerte y se multipliquen iniciativas como la de vuestra