sábado, 21 de junio de 2008

EL FINAL DEL SUEÑO EUROPEO




“Somos de la misma sustancia de la que están hechos los sueños y nuestra vida breve esta encerrada en un sueño”, nos dijo Shakespeare, ese pozo de conocimiento intemporal, como tan solo un gran vividor de su presente podría serlo. Algunos años después, uno de los escritores más modernos y rupturistas de nuestro tiempo, Dashiell Hammett, nos desveló en el Halcón Maltés, la substancia de ese pájaro que produce traiciones y asesinatos, de “la misma materia de la que están hechos los sueños”.
Luther King traspasó los límites de la protesta, con su discurso “I have a dream”, contestación esperanzada al viejo sueño americano individualista y racista que concibe la vida como una carrera en la que sólo los mejores conquistan el derecho a una existencia completa.
Europa, en sus mejores pensadores, también había construido un sueño, el de la paz, el de los derechos, la igualdad, el acogimiento. El primer gran golpe a estas ilusiones fue la guerra de la antigua Yugoslavia, cuyas consecuencias no somos aún capaces de mirar de frente. El segundo, y definitivo golpe, es proclamar el territorio europeo hostil para los inmigrantes, para los exiliados económicos y políticos del mundo, para los desposeídos de la tierra. Un muro de vergüenza se ha levantado en toda Europa. Un muro que es tan grave como la participación en la guerra de Irak, porque la guerra contra los inmigrantes es también una guerra ilegal, inmoral e injusta. El gobierno de Zapatero ha muerto para la izquierda ejerciendo de cómplice en esta farsa contra la inmigración.
Dicen que con esta directiva de la vergüenza los gobiernos intentan “calmar a las clases populares europeas ante la crisis”. Que nadie se engañe, la misma mano que redacta la expulsión de los inmigrantes, decreta la jornada de 65 horas y la contratación a la carta de los trabajadores europeos.Es la misma mano que nos lleva a la pérdida de derechos y al colapso ecológico.
Salvando las distancias, también Hitler tenía sus chivos expiatorios, ¿acaso los inmigrantes han ocupado su lugar?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy en desacuerdo con la medida aprobada por el Parlamento Europeo la semana pasada sobre los inmigrantes. Pero de ahí a decir que es el fin del sueño europeo hay un largo trecho. Europa ha avanzado a trompicones desde que Schumann propuso la creación de la CECA en 1950, cinco años después de la más cruel de las guerras de la historia de la humanidad. Y la Unión Europea ha ayudado al bienestar de todos sus ciudadanos en este más de medio siglo.

La guerra civil yugoslava no es una responsabilidad de la Unión Europea, ni de nadie salvo de los propios serbios, croatas, bosnios, eslovenos, kosovares, montenegrinos...
Dicho esto, creo que hay que conocer bien lo que se ha aprobado sobre los inmigrantes y denunciar todo lo que esta disposición tiene de gesto hacia las clases populares europeas golpeadas por la crisis y lo que tiene de regresión en las políticas 'progresistas' de algunos partidos socialdemócratas, como el español. En ese asunto, de acuerdo contigo. Ignacio Martínez

Concha Caballero dijo...

Soy nueva en esto de los blogs y nunca sé si debo o no responder a lo comentarios que me hacen, porque puede parecer que se tiene la última palabra. !Qué alegría recibir comentarios de amigos y amigas! ¡Qué alegría recibir visitas de personas con la capacidad de análisis y crítica de Ignacio Martínez! Tengo que habilitar algún sistema para que los comentarios se vean más y tengan más importancia en el blog. Lo que Ignacio plantea es serio, razonable y, como siempre, intelectualmente muy interesante. No creo,al igual que él, que la Unión Europea haya sido la responsable de la guerra civil yugoslava, pero sí de alguna de sus soluciones y de sus estados semi-étnicos. En cuanto a lo del final del sueño europeo, creo que depende no solo de los gobiernos sino también de los pueblos. Conservar Europa como un espacio de libertades, de diálogo, de acogida y de derechos sociales, es todo un reto en este loco mundo.

Anónimo dijo...

Estima Concha:

Es un lujo que haya un espacio donde personas de la talla de Ignacio Martinez y usted debatan sobre temas de "actualidad"...pero qué pensará un serbio, croata, kosovar...qué pensará un inmigrante, un trabajador de 65 horas semanales...?????

No me responda, la reto a que escriba un artículo sobre las causas de la desidia política del ciudadano currante y del activista de movimientos sociales...así se responderá usted misma, los políticos e intelectuales.

Con todos los respetos hacia usted e Ignacio Martinez, ambos admirables, alabo sus análisis, pero los "curritos" estamos cada vez peor y desde fuera sólo se les ve hablar de historias con las que no nos sentimos identificados y que, dicen ustedes, son el origen de que las cosas vayan como van...pero ¿y las soluciones?

Anónimo dijo...

No sé si eres nueva, pero eres muy buena. Tu blog me encanta y lo he puesto en el mío como favorito. Y creo que es pertinente que comenes las entradas que hacemos los visitantes. Salgo como anónimo, porque no estoy inscrito. Ya lo haré. Es que yo también soy nuevo. Ignacio

Ignacio Martínez dijo...

Ya estoy inscrito, como prometí.

Sielitolindo dijo...

Bueno, a la tercera la vencida, a ver si consigo hacer este comentario porque mi PC anda fatal (y no es un chiste político...)

Pido por favor que mis palabras se tomen sin acritud ni desprecio a los aqui presentes en este debate.

A mis 28, recién cumpliditos y con muy poquita experiencia, no tengo el placer de conocer al Sr Ignacio Martinez, aunque si un poquito a la autora de este blog. En el colegio no me enseñaron lo de la guerra de Yugoslavia, pero será porque aún estábamos en la primera modernización de Don Manuel Chaves y las políticas "progresistas" aun no llegaban tan lejos como ahora...Tampoco conozco lo del sueño europeo, que lo he buscado en el google pero me dice: "quiso decir sueño americano"...de verdad, hagan la prueba...

Pero al fin hay algo que conozco "bienestar". Si si, bienestar lo han explicado muchas veces durante la campaña electoral en canal sur: es una cosa que hace el Partido Socialista Obrero Español para que los jóvenes nos podamos independizar, sepamos de la guerra de Yugoslavia, no haya paro y todo eso de la precariedad y los cheques...lo que pasa es que yo soy muy rebelde (será la edad...) y reniego del bienestar del PSOE, no les voto y será por eso que ni tengo techo, ni trabajo, ni ná...pero mira por donde tengo dignidad y estos días voy con la cabeza alta porque no pertenezco, ni ayudé a poner ahí a los que el otro día en el parlamento europeo, apoyaron sin turbación alguna una propuesta defendida, entre otros, por el Partido Popular, por la Alianza Nazionale de Gianfranco Fini, la Liga Norte de Umberto Bossi y por el partido político polaco que dirigen los famosos gemelos Kaczynski..........

En fin, no voy a entrar en argumentos políticos, porque creo que ésto va más allá de eso y como diría mi compañero Manolo Matias, luchar contra la desinformación, la manipulación política y encima, en plena Eurocopa, sería como "mear contra el viento" (perdonen el vulgarismo...)

Eso sí, desde aquí secundo las palabras de otro compañero, Manolo Lay:

"Ante la aprobación de la Directiva de la Vergüenza por los grupos fascistas comunitarios, más la derecha comunitaria, más el PSOE español (salvo las honrosas excepciones de los eurodiputados catalanes Borrel y Obiols), como miembro de la sociedad europea rica y despilfarradora de recursos naturales,

PIDO PERDÓN a todos los africanos y africanas, a todos los asiáticos y asiáticas, a todos los centro-sudamericanos y centro-sudamericanas, excepto jeques, emires y gente de equivalente alcurnia -no sus mujeres esclavas, claro-, deportistas galácticos y especuladores financieros del nuevo orden internacional."

http://manololay.com/blog/?p=595

Salud y Cariño

Vanessa

Ignacio Martinez dijo...

No estás inscrito!.

P.S. Escrito por un anónimo diferente a Ignacio Martínez para demostrar que la inscripción como "blogger" no es elegir Nombre/URL

Lopera in the nest dijo...

Querida Concha, la Historia de Europa no empieza con la Guerra de los Balcanes, ni acaba con los bombarderos que ordenó el Sr. Solana, a la sazón Secretario de la OTAN. Es algo más complejo, va desde los sueños de las noches de verano hasta las pesadillas. Y recuerda que cuando lo complejo lo aborda un incompetente lo convierte en complicado.
Un admirado amigo ha escrito un libro muy recomendable sobre una parte de la Historia de Europa: El Estado fragmentado. Modelo austro-húngaro y brote de naciones en España (2006). El nombre de mi amigo es Francisco Sosa Wagner. Este es un ejemplo de la complejidad del tema del "sueño europeo". Recientemente he leido la autobiografía de Sandor Marai "Confesiones de un burgués" y "¡Tierra, tierra!". Una vez más aparece la "complejidad" de la Historia de los europeos.

Un beso

P.S. Empezamos hace ya algunos años a discrepar sobre el aceite de oliva, yo preferia el arbequino y tú no. Hemos acabado discrepando sobre Europa. O, ¿no será siempre la misma discusión?

Concha Caballero dijo...

Me apunto el titulo de Sandor Marai, precisamente estoy ahora leyendo "La extraña" y me está reconciliando con la literatura europea. En cuanto al aceite, esa discusión la abordo con pasión. Como sabes soy de Baena y, casi todos los años, pruebo los aceites de otras denominaciones simplemente para comprobar si sigue siendo el mejor. En términos generales sí, aunque reconozco que hay esfuerzos que merecen recompensa en el mundo del aceite.
No he leído a Francisco Sosa. En general soy poco aficionada a las lecturas estrictamente políticas. Mi aproximación al mundo, para bien y para mal, es más vivencial y literaria. Seguiremos con nuestro debate vital.

Anónimo dijo...

Aprendi mucho